underback

- MyMiniDolls -

viernes, 16 de diciembre de 2011

Cuento de Navidad “El angelito Luís”

Todo ocurrió esta tarde, cuando me disponía a poner los últimos adornos navideños a mi casa de muñecas. De repente me pareció ver algo volando dentro de la casa, pero no le di más importancia. Y al cabo de un momento veo en el suelo una estela de estrellitas doradas. Me pareció algo extraño ya que no recordaba haberlas puesto.
Miraba y remiraba dentro de la casa , porque me todo aquello me parecía raro, cuando oigo un ruido y un gemido, no daba crédito a lo que en aquel momento están contemplando mis ojos. !Era un angelito! Que barbaridad pensé, esto no puede estar pasando. Pero lo que mis ojos veían era real y me fui corriendo a buscar la cámara de fotos y cuando regresé ya no lo veía. ! Que decepción! Y me dije para mi misma: Mercè tienes alucinaciones, y, cuando aún no había terminado de hacerme mis reflexiones vuelvo a escuchar otro ruido, y esta vez era como si alguien estuviera trasteando en la cocina. Miro y sí, si era el angelito otra vez, estaba sujetandose en una vitrina. Observando, no tardé  en darme cuenta que no volaba bien y que era muy torpe, aún no sabia volar. ! Claro era tan chiquitín, que no sabia! 
De repente, me acordé de la cámara fotográfica que llevaba en las manos, le hice un montón de fotos y aquí tenéis la prueba.






En estos momentos tan difíciles que estamos atravesando todos, pienso que creer en la magia de la Navidad, es un bálsamo, aunque tan solo dure un segundo.
!FELIZ NAVIDAD!

18 comentarios:

  1. Que cuento tan hermoso, Mercé y que lindo angelito!

    ResponderEliminar
  2. What a wonderful sweet story. I love this beautiful little angel. Happy Christmas.
    Hugs Maria

    ResponderEliminar
  3. Ohhhhhh,Merçe que cuento mas dulce!!!! menos mal
    que tenías la maquina de fotos, para enseñarnoslo
    jejeje,y los personajes estan para comerselos!!!
    Besos de las Malu´s.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la historia muchos besos guapa y tienes razón aunque sea por un momento es bueno creer.

    ResponderEliminar
  5. Que preciosa historia Merçè...y el angelito es divino...un beso.

    ResponderEliminar
  6. Que historia mas linda Merce!!! tienes mucha suerte de que te visite este angelito tan hermoso !!!! Felices Fiestas Ü

    ResponderEliminar
  7. Ay Merce !! Totes les teves ninetes son angelets . No es estrany que en trovis algun voltan per casa teva .
    Petons i bones festes

    ResponderEliminar
  8. una historia muy tierna (como tus muñequitos) a mi me encanta la Navidad es mi epoca del año favorita.
    Pero yo creo que estas confundida y que el angelito buscaba novia , y que mejor sitio que entre tus niñas, que son tan dulces y tan bonitas.
    Besos y FELIZ NAVIDAD.
    Loly

    ResponderEliminar
  9. Bueno Mercé , que ternura mas bella...
    Un besito
    Flor

    ResponderEliminar
  10. Loly, jajajajaja,, fijate tu lo que son las cosas,jamás habría imaginado a este angelito como un ligón, pero ya no me quiero ponerme fuerte,pq cuando hay mujeres de por medio ya no hay ángeles que valgan,jaajjajajajajaj

    ResponderEliminar
  11. Mercé que dulce y tierno angelito!! Me ha encantado la historia!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Precioso tu blog tambien! me he quedado muy sorprendido! me encanta! gracias por pasart por el mio! un saludo muy grande!

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias a todos!!!! besosssss!!! y FELIZ NAVIDAD!!!!!!!

    ResponderEliminar
  14. Pero que cositaaaaaa!!!!!
    Un angelito de esos, te hace que sueñes siempre cosas bonitas.
    Es adorable!!!
    Feliz Navidad!!
    besitos ascension

    ResponderEliminar
  15. MARAVILHOO SEUS TRABALHOS!!!
    Feliz Natal a voce e toda sua familia !!
    Um ano novo com muitas realizaçoes,paz e muita saúde ...beijos do Brasil

    ResponderEliminar
  16. No había visto el angelito, y eso que no me pierdo nada tuyo, es una preciosidad, un besote.

    ResponderEliminar
  17. Que dulce y maravilloso, me gusta muchísimo. Todas tus creaciones son verdaderas joyas.

    ResponderEliminar